domingo, 12 de abril de 2015

Cuentos e historias para la Ternura. La historia de este día domingo 12 de abril del 2015. SABTABIEL. Eduardo S. Benavides Abril.

Amigas y amigos, en esta ocasión les presento una historia llamada Sabtabiel, en donde su autor, Eduardo Benavides Abril, nos narra brevemente los inicios de una de las experiencias académicas más importantes que ha tenido la UNAM, el Autogobierno de Arquitectura, establecido en el mes de abril de 1972, hace 43 años. Va pues esta historia, escrita por Benavides el 18 de abril del 2011 y colocada en el muro de Facebook de AUTOGOBIERNO y que aquí lo reproducimos por su calidad narrativa e histórica. Un agradecimiento a todas las compañeras y compañeros que hicieron posible esta gran experiencia académica del autogobierno, que a la vez orientó otras experiencias en escuelas del bachillerato y de las facultades de la UNAM. Un abrazo.



SABTABIEL


18 de abril de 2011











Sabtabiel Agúndez había desertado de la universidad por problemas económicos.

Realmente era una carrera costosa la de arquitectura; no sólo por el gasto en libros y materiales, sino también porque reprobar materias era el pan de cada día. Gastabas una fortuna para las entregas de Proyectos y salías reprobado ¿quién de clase media podía aguantar ese ritmo?

Y no es que hubiera desertado, él sentía que el sistema de enseñanza lo había expulsado.

Era el año 1972 cuando habló con el director de Servicios Escolares de la UNAM para explicarle que el gobierno de Baja California Sur, entonces territorio, estaría por otorgarle una beca para estudios por mediación de la abuela, y que estaría en posibilidades de continuar en la ENA su carrera interrumpida. Una vez te das de baja de la UNAM es muy difícil que te vuelvan a admitir. El argumento convenció y aunque no le dieron la beca por no ser sudcaliforniano, sí logro su reinscripción. Entrando entrando pidió examen extraordinario y finalmente acreditó la asignatura que parecía imposible de aprobar: Taller de Arquitectura I de quinto semestre. Uno de los profesores asignados al extraordinario era Carlos González Lobo quien sugirió de manera muy clara y sencilla una solución de funcionamiento para aquel proyecto de “Guardería Infantil”. Cuando logró superar el bache, Sabtabiel juró que no permitiría ser nuevamente expulsado por el sistema autoritario y castrante de enseñanza.

Sabtabiel –a nombre de su grupo de compañeros de la clase de Estructuras- se había opuesto a “el Rojinegro” en 1971 a que parasen las clases como protesta por aquel fatídico Jueves de Corpus, y es que Sabtabiel era el mejor estudiante del grupo en aquel entonces. Sabtabiel había cambiado ya en 1972.

En la ENA se organizaba una especie de Congreso Académico al inicio del semestre, poco antes del mes de abril de 1972, con el que se pretendía efectuar cambios curriculares que harían más elitista la carrera de arquitectura. En el marco de dicho Congreso se enteró que en Sinaloa y Nuevo León había conflictos estudiantiles. Vagamente recuerdo que el Congreso viró su rumbo hacia la atención de diversos conflictos universitarios entre los que estaba el rechazo institucional al ingreso de estudiantes normalistas y de estudiantes de la Prepa Popular (que a la postre llegarían a puestos de dirección en escuelas de arquitectura de otras universidades). El entonces director Ramón Torres Martínez no supo o no quiso enfrentar los reclamos de un movimiento estudiantil para encontrar soluciones conjuntas y optó por dar la espalda dejando plantados a quienes, en comisión, se acercaron a dialogar. El arquitecto Torres abandonó su oficina quedando en manos de dicha comisión y en poco tiempo (horas?) ya había un plantón en el quinto piso de la Torre de Rectoría.

De todo esto Sabtabiel se enteró sin haber estado presente; sólo supo que unos estudiantes estaban en plantón en Rectoría ¿Era ya el CAL? No lo era como tal pues el nombre se discutió tiempo después en reunión, pero sí eran sus fundadores

Una noche subió Sabtabiel a la Torre y entregó su dinero para apoyar la causa. De primera mano fue informado de todo lo sucedido. Las asambleas se sucedían a diario y a cada momento en el auditorio de la escuela y nuestro personaje ya estaba más que integrado al movimiento.

El martes 11 de abril, como todos sabemos, se redactó el acta constitutiva del naciente autogobierno donde se decreta el desconocimiento de todas las autoridades internas y externas de la ENA. Ello incluía al consejero técnico alumno Navegas y a la consejera universitaria alumna Laura Calderón, quienes ya estaban a favor del autogobierno desde mucho antes.

Del 11 al 18 de abril las reuniones de análisis y discusión de propuestas fueron intensivas con el auditorio lleno de estudiantes, profesores y trabajadores.

El desconocido director Ramón Torres Martínez (qepd) tuvo a bien convocar a una asamblea de diálogo para resolver los conflictos planteados por la comunidad. La cita era para el martes 18, y cuando la comunidad más activa -entre ellos Sabtabiel- llegó al auditorio, el espacio estaba casi lleno con profesores afines al ex –director. Aún así todos cupimos. El Arq. Torres propuso a varios profesores para que formaran “la mesa” y se iniciara la discusión. Nápoles y Lobo declinaron la invitación del ex argumentando que preferían participar “desde abajo” lo cual arrancó una gran ovación marcando así la tan anhelada derrota política del autoritarismo en lo que era la Escuela Nacional de Arquitectura; derrota que sigue vigente haste el día de hoy.

Sabtabiel se había inscrito con gran ilusión al Taller 6 de Alvaro Sánchez, pues dicho taller se anunciaba como un experimento pedagógico novedoso. Se planteaba ahí que el proceso del diseño arquitectónico dejaría de ser una “caja negra” para convertirse en una “caja de cristal”. Christopher Alexander figuraba como uno de los impulsores de la nueva concepción (entre otros participantes en el Congreso de Portsmouth, Inglaterra). Alvaro Sánchez enarbolaba los “métodos cuantitativos de diseño”. Buena parte del Comité se había inscrito en el Taller 6 y estaría trabajando para las comunidades de Chiapas. La experiencia de dicho taller merece un capítulo aparte porque de ahí surge con gran fuerza uno de los objetivos que los estudiantes como Sabtabiel propusieron hace exactamente 39 años, con no poco malestar de algunos profesores aliados: la Vinculación al Pueblo

El 18 de abril de 1972 se sepultó el autoritarismo y se iniciaron en asamblea los trabajos formales para definir estructura y objetivos del autogobierno.

Primera ventaja de la democratización de la enseñanza?... organizar cursos de regularización que resolvieran en definitiva el alto índice de reprobación de la vieja escuela. Ahí vimos a Sabtabiel junto con otros autogobiernistas recibiendo las solicitudes de inscripción de casi 4 mil alumnos irregulares. Por cierto, Sabtabiel siendo un alumno de apenas quinto semestre (después de casi 5 años, inscrito en 1967) decidió colaborar con la causa impartiendo a sus compañeros las clases necesarias en los cursos mencionados