lunes, 14 de octubre de 2013

CUENTOS E HISTORIAS PARA LA TERNURA. Las historias de este martes 8 de octubre del 2013.

Amigas y amigos

Hace cinco años, por azares del destino, cayó en mis manos un libro muy interesante de nombre Más allá del soldado, el autor es José Antonio Quintana. En este texto el autor presenta 119 relatos pequeños, testimonios, anécdotas, recuerdos y vivencias de personas que estuvieron en algún momento con el Ché Guevara. Es un libro interesante y conmovedor, se los recomiendo. Hoy y mañana les envío algunos de estos relatos. Espero que les gusten. Un abrazo.


COMO ME PARESCO A CANTINFLAS.

A la semana de haber penetrado con la columna ocho Ciro Redondo en La Cabaña, el Che se sentía sumamente agotado. Una notable palidez se había apoderado de su rostro.

Al mirar su propio retrato en un periódico, me dijo con la ironía que le era tan propia:

- ¡Cómo  me parezco a Cantinflas…!

                                                                                                Antonio Nuñez Jiménez.


ME DEJÓ A PIE.

Cuando el Che veía que la gente era sincera y echaba para adelante sin aspavientos, tecogía estimación, aunque nunca te lo decía, pero te dabas cuenta en la forma en que te oía  y te trataba. Era muy simpático en su forma de proceder.

Recuerdo que yo tenía un carro Lincoln muy bonito, que lo había ocupado en Matanzas mientras veníamos para La Habana. Yo llevaba a una muchacha, y cuando estábamos en el garage se me acercó y me dijo: “Por supuesto que esa no es tu señora, ¿no?”.  “No, es una compañera que voy a dejar por allá adelante”, le dije.

Entoncesbajó a uno de la escolta y le ordenó; “Lleva a la compañera y sigue con el carro para Tarará”.

No vi  nunca más el carro. Se lo entregó a Ricaño y me dejó a pie.

                                                                                                                           Víctor Bordón.


¿ERES ECONOMISTA?

Cada vez que hacía falta un hombre serio para un cargo importante, Che se presentaba para ese trabajo. Se le había nombrado con anterioridad presidente del Banco Nacional en un momento en que aquellos técnicos especialistas en bancos pero inconsistentes políticamente, abandonaron el país…

Después se hicieron bromas y anécdotas, que si se había preguntado por un economista y  que Che se ofreció, y le preguntaron:

-        ¿Tú  eres economista?
-        No,  yo soy comunista.

                                                                                                                                Fidel Castro.


UN CHINO LAVANDERO.

En el cuartel de Remedios, acabado de tomar por las fuerzas a su mando, hay varias fotografías de personas buscadas por el ejército.

Entre  los retratos está el de Mao Tse Tung.
El Che observa el mural y le expresa al capitán Antonio Nuñez Jiménez:
“A lo mejor estos guardias creyeron que Mao era un chino lavandero de Remedios”.


                                                                                                                       Antonio Nuñez Jiménez.



EL BESO A LA NIÑA.

En el hogar de una familia boliviana que tiene seis hijos,conversa con la mamá de los niños.

Toma de la mano a la más pequeña, de apenas seis meses, y le da un beso.

Su voz es un susurro: “Siento una pasión inmensa por los niños, porque soy padre, mis hijos están en La Habana y no sé nada de ellos hace mucho tiempo”.

                                                                                                                          Harry Villegas.


UN MIEDO ATROZ

¿Qué puedo decir del Che que no hayan dicho?

Que una vez le pregunté:

- ¿Nunca has sentido miedo?
Y me contestó:
- Un miedo atroz.

                                                                                                                             Enrique Oltuski


PRIMERO INDIO ANALFABETO


En Argentina conversa con el representante de la UPI en este país. Corre el mes de junio de 1952.

El reportero le dice “…que era una lástima que en 1806 los criollos hubieran derrotado a los ingleses, pues si no,seríamos como los americanos”.

Granados interviene:
“O como los indios, que tienen un 90 por ciento de desnutrición y de analfabetismo y hace 500 años son colonia inglesa”.

El Che asevera:                   
“Pues yo prefiero ser indio analfabeto a norteamericano millonario”.

                                                                                                                                  Alberto Granado.