miércoles, 11 de febrero de 2015

Cuentos e historias para la Ternura. El cuento de este día jueves 12 de febrero del 2015. REGRESAREMOS. Popular.

Amigas y amigos. Hoy les envío este cuento tomado de la película mexicana EL VIOLIN. Don Plutarco se lo cuenta a su nieto en una noche oscura a la luz de la fogata. Lo hemos estado preparando para nuestro concierto del próximo sábado. Lo hemos titulado REGRESAREMOS. Ojala y les guste.Un abrazo.



REGRESAREMOS




Abuelo, ¿Y mi mamá? Pregunta el pequeño nieto de ocho años.

Está con tu tío Rafael.

¿Y mi hermana?

También.

¿Y por qué abuelo?

Porque ahí están mejor.

¿Y cuando van a venir?

No van a venir. Nosotros vamos a ir.

¿Cuándo?

Después, después.

¿Y por qué no nos regresamos para la casa mientras?

Porque no se puede.

¿Y por qué abuelo?

Porque no se puede.


¿Por qué?

“Mira, en el inicio de los tiempos los dioses hicieron la tierra, el cielo, el fuego, el viento, y los animales y luego también crearon el hombre y la mujer y todos vivían felices, pero uno de esos dioses era muy cabrón y puso en los hombres la envidia y la ambición y después los otros dioses se dieron cuenta y castigaron a ese dios juguetón y sacaron de la tierra a los hombres ambiciosos.

Pero acá abajo se les quedaron unos cuantos de los ambiciosos y se hicieron más y más y más y se quisieron adueñar de todo y engañaron a los hombres verdaderos y les fueron quitando de poquito en poquito, hasta que quisieron quitarles todo y los sacaron de sus bosques.


Los hombres verdaderos vieron que eso no era justo y pidieron ayuda a los dioses y los dioses les dijeron que pelearan ellos mismos, que su destino era luchar, pero los hombres ambiciosos era muy fuertes y los hombres verdaderos decidieron esperar y su tierra se llenó de oscuridad y se llenó de tristeza

¿Y luego?  Pregunta el nieto

 … y luego los hombres verdaderos regresaron a luchar por su tierra y sus bosques porque eran suyos, porque los dejaron sus abuelos para sus hijos, y los hijos de sus hijos y eso mismo vamos a hacer nosotros, vamos a regresar”.

¿Y cuando vamos a regresar?

Cuando vengan tiempos buenos

Y cuando van a venir

Pronto, pronto.

¿Cuándo?


Algún día lo sabrás.